Titulos y descripciones perfectos para SEO

Como mejorar la productividad con objetivos más pequeños

Todos necesitamos tener metas en nuestra vida. Los objetivos personales y profesionales son los que nos impulsan a seguir avanzando en la vida. El problema es que no siempre sabemos bien cómo plantearlos y cómo afrontar los retos que suponen alcanzar los logros pendientes, lo que hace que nos frustremos y acabemos desistiendo.

Yo he vivido en primera persona estas frustraciones. La falta de paciencia, el querer avanzar demasiado rápido o ver una meta tan grande que no sé por dónde empezar es lo que me ha hecho no alcanzar ciertos objetivos. Por eso, he querido hacer este artículo, para ayudaros a que entendáis donde está el problema y a daros una solución que a mí misma me ayudó y me hizo crecer.

Como os decía, por lo que veo día a día en la mayoría de mis clientes, esto ocurre porque nos planteamos metas demasiado grandes. Si vemos que en un plazo de tiempo corto no las alcanzamos, nos damos por vencidos. Pensamos que ese sueño no era para nosotros.

Sin embargo, debes saber que hay una forma mucho más eficiente de alcanzar las grandes metas. La clave está en dividirlas en pequeños objetivos que resultan más fáciles y rápidos de lograr. Así, poco a poco, y casi sin darte cuenta, vas dando pasos hasta llegar a tu meta final. Te explico como lo hago yo y como funciona.

¿Qué son los miniobjetivos?

Son justo lo que parecen, pequeñas metas que te van a llevar a conseguir ese objetivo más grande que te has propuesto. Lo bueno es que son sencillos de lograr y eso hace que mantengas tu motivación y no acabes procrastinando.

Por ejemplo, si tienes que preparar el contenido para hacer una página web corporativa, pensar la estructura, imágenes, escribir textos etc… No pienses en un día entero, ni siquiera en una semana entera, para prepararlo todo. Ve poco a poco. Márcate el objetivo de solo preparar las imágenes que vas a utilizar, o marca el objetivo únicamente de preparar solo el texto de Sobre Mí o incluso márcate el objetivo de escribir el Sobre Mí en dos partes o en dos días. Con solo 1 hora al día se puede avanzar mucho.

Para ser realmente efectivos, los miniobjetivos deben requerir un esfuerzo mínimo por tu parte (así no te dará pereza hacerlo) y ser medibles. A final de mes revisa si has logrado esas pequeñas metas. Y si ya estás más cerca de tu objetivo. Irás viendo progreso y eso siempre anima. No mires el futuro más allá de ese mes en el que estamos.

Visualiza tus miniobjetivos

Seguro que hay cientos de cosas que quieres lograr en tu negocio, y eso implica hacer muchas tareas diferentes. Para que el agobio no se convierta en un obstáculo, tienes que empezar a visualizar tus miniobjetivos.

Y como se visualizan… escribiendo lo que tienes que hacer. Lo que no está escrito no existe. Tienes que visualizarlo siempre. Yo era una persona que no apuntaba nada antes, lo tenía todo en la cabeza… y ese ha sido un gran error.

Ya sea en un folio, agenda, o en un procesador de texto escribe tu objetivo principal y a continuación divídelo en objetivos más pequeños.

Imaginemos que deseas que tu empresa sea un referente en el sector, esa es la meta principal. Para lograrlo tienes que alcanzar antes otras metas como conseguir una buena reputación o tener unos productos de muy buena calidad.

Estos objetivos más pequeños vamos a subdividirlos de nuevo en miniobjetivos. Por ejemplo, para lograr una buena reputación, primero tienes que conseguir otras metas como conseguir buenas reseñas por parte de clientes o conseguir una comunidad de seguidores fieles en las redes sociales.

Ya tienes en mente tu miniobjetivo, ahora empieza a pensar en cómo vas a logarlo. Algunas opciones serían empezar a compartir contenido de calidad o establecer un sistema de incentivos que animen a tus clientes a dejar su opinión sobre tus productos o servicios.

¿Por qué dejarlo todo por escrito?

La visualización es importante, de ahí que te recomendemos que dejes constancia de tus miniobjetivos y lo que vas a hacer para lograrlos por escrito. Te ayudará a enfocar tu mente en lo que es verdaderamente importante ahora.

Tienes que olvidarte de la gran meta general que persigues y centrarte en esas pequeñas metas que te has marcado. Concentrándote en cada momento en una. Así tu atención estará mucho más focalizada y serás más eficiente.

Además, a medida que vayas logrando buenos resultados te sentirás mucho más motivado y con más ganas de seguir avanzando. Cada vez que consigas un miniobjetivo táchalo de la lista, eso hará que la mente procese esa meta, incluso celébralo, haz algo especial, una cena especial… motívate, parece una tontería pero la cabeza se inspira si celebras pequeñas metas.

Productividad Miniobjetivos

Las listas serán tu mejor aliado

Una buena forma de organizar tus objetivos y las tareas que debes abordar es en forma de lista. A medida que vayas haciendo las cosas, las puedes ir tachando.

Las listas te lo ponen más fácil a la hora de establecer prioridades y contribuyen a disminuir la ansiedad. Además, son una herramienta muy útil para luchar contra la procrastinación. Si aparece la tentación de dejar algo pendiente, revisar tu lista te animará a seguir adelante para completarla.

Avanzar hacia las grandes metas no es sencillo, requiere mucho tiempo y dedicación. Por suerte, ahora sabemos que los miniobjetivos, y plasmar las tareas pendientes por escrito, nos puede ayudar a seguir dando pasos hacia el logro final que perseguimos.

Te aseguro que yo he ganado mucho haciendo esto, he conseguido muchas metas. Además, para bien o para mal el tiempo corre muy deprisa… En un abrir y cerrar de ojos tendrás una gran meta conseguida.

Hosting WordPress

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

En Laura P. Núñez trataremos la información que nos facilites con la finalidad de responder a los comentarios del blog. La base jurídica que legitima el tratamiento es tu consentimiento. Podrás ejercer los derechos de acceso, rectificación, limitación, oposición, portabilidad, o retirar el consentimiento enviando un email a info@laurapnunez.com. También puedes solicitar la tutela de derechos ante la Autoridad de Control (AEPD). No se cederán datos a terceros, salvo autorización expresa u obligación legal. Puedes consultar información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra Política de Privacidad.