Plan de Marketing paso a paso

  • Categoría de la entrada:Marketing Digital
Plan de Marketing paso a paso

Ha llegado la hora!!, hemos decidido que nuestro negocio tiene que ser visible a nivel online. En muchas ocasiones nos lanzamos y decidimos actuar sin haber planificado de forma previa un plan para que las inversiones que vamos a hacer se conviertan en rentables.

De forma que, establecer un rumbo para llegar a unos objetivos conllevará elaborar unas estrategias claras y definidas que nos hagan diferenciarnos, ¡NECESITAMOS UN PLAN DE MARKETING! Pero… ¿Qué es un plan de Marketing?

Un plan de marketing digital es el documento donde debemos recoger la situación de la empresa, establecer los objetivos que queremos alcanzar, que estrategias vamos a seguir y además, los tiempos y presupuestos que se destinarán para conseguirlos.

¡Importante! A la hora de elaborar un plan de marketing tener organización y seguir un orden lógico es la clave para lograr unos resultados coherentes y acordes a lo que buscamos.

Entonces, ahora que ya tenemos claro que es un plan de marketing, ¡vamos a pasar a la acción! A continuación, voy a detallar cuales son las 7 partes que debe contener y que se debe incluir en cada una de ellas. Por supuesto, esto no es una verdad absoluta y cada parte a su vez se desgrana en diferentes apartados, no todos lo dividimos de la misma manera, ¡vamos a verlo!:

Comenzamos haciendo el análisis estratégico donde veremos las áreas de mejora de nuestra marca teniendo en cuenta factores externos e internos que nos van a afectar directamente.

plan de marketing 1

Análisis externo, ¿Qué nos rodea?

No solo tenemos que conocer a fondo nuestra propia marca si no que, debemos conocer el entorno que nos rodea y hacer un análisis del mercado y del sector en el que nos movemos para poder definir nuestra competencia. Tenemos que ser capaces de responder a las siguientes preguntas: ¿A qué tipo de consumidor me dirijo?, ¿Qué dispositivos utiliza?, ¿Qué demanda el mercado? etc. Y una vez realizo un análisis del mercado, debemos preguntarnos: ¿Dónde encajo yo? Es decir, ¿Cuál es mi sector?.

Según los servicios que prestemos podremos pertenecer a uno u otro. Por ejemplo, el sector de la moda, belleza, tecnología etc. O incluso varios a la vez. 

Es importante que tengamos muy claro cuál es nuestro sitio para poder delimitar, ahora sí, nuestra competencia.

Esta puede ser directa o indirecta. Llamaremos competencia indirecta a aquellos que no venden u ofrecen los mismos servicios que nosotros, pero sí que se dirigen al mismo público. Por otro lado, llamamos competencia directa a quienes además de dirigirse al mismo público objetivo también venden productos muy similares.

competencia 1

Ejemplo de competencia directa: Coca-Cola y Pepsi.
Ejemplo de competencia Indirecta: Coca-Cola y Juver.

Análisis interno, ¿Qué nos diferencia?

Conociendo nuestra competencia, vamos a ver que nos hace diferentes como marca. Para ello podemos apoyarnos en mapas de posicionamiento en función de nuestras principales líneas de productos o servicios que ofrezcamos. Así pues podemos establecer diferentes variables:

analisis interno 1

De esta forma podemos situarnos de forma visual y reconocer a simple vista donde creemos que está nuestro sitio en la gráfica.

También podemos ayudarnos del análisis DAFO o lo que es lo mismo, identificar nuestras amenazas, fortalezas, oportunidades y debilidades. Vamos a ver unos ejemplos:

Debilidades: no tengo suficiente recursos o falta de conversión de las redes sociales.
Amenaza: alta competencia o imitaciones low-cost
Fortalezas: tenemos un diseño propio, somos cercanos, tenemos variedad de productos.
Oportunidades: aumento del uso de las RRSS, cada vez hay mas inversiones en mi sector etc.

Ahora que hemos llegado hasta aquí, podemos decir que precisamente lo que nos hace destacar y diferenciarnos se convertirá en nuestra PROPUESTA ÚNICA DE VALOR.

**Nuestra propuesta siempre tiene que ser el referente de nuestro plan de marketing.

Ejemplo: mi comunicación directa y trato cercano y personalizado con el cliente como experta en diseño web WordPress podría ser mi propuesta única de valor.

Continuamos con el análisis del marketing digital nuestra marca. Aquí hay 5 partes fundamentales:

  • Identidad Corporativa: definimos cual es nuestra identidad, cuáles son los valores que trasmitimos como marca para poder crear una comunidad afín a ellos.
  • Análisis Web: Si ya disponemos de página web debemos identificar diferentes KPI’s como son el tráfico que recibimos, tasa de rebote o de conversión que más delante nos ayudará a fijar las estrategias.
  • Análisis SEO: posicionamiento orgánico en buscadores a través del estudio de las palabras clave o keywords.
  • Análisis SEM: posicionamiento por pago en buscadores.
  • Redes Sociales: si contamos con ellas debemos analizar si el engagement es alto o bajo (teniendo en cuenta el número de seguidores y cómo interactúan con nuestras publicaciones).

**Más adelante dedicare un artículo para desarrollar SEO y SEM junto con herramientas que nos ayudarán a conseguirlo.

Y ahora, ¿cuáles son los objetivos?

Una vez se ha concluido con el análisis de la marca debemos presentar los objetivos de nuestro plan de marketing. No debemos enfocarnos en pensar que mínimo tiene que haber dos o tiene que haber tres. Lo importante es que nuestros objetivos vayan alineados y den respuesta a lo que queremos conseguir. Por supuesto, estos objetivos tienen que ser coherentes con nuestras capacidades, limitaciones y recursos. Para lograrlo seguiremos el método “SMART” que quiere decir:

atencion 1

S     (Specific): objetivos específicos y claros.

M   (Measurable): objetivos medibles en datos.

A    (Attainable): objetivos alcanzables, que los podamos conseguir.

R     (Realistic): objetivos realistas con nuestra situación.

T     (Time): objetivos medibles en el tiempo.

Algunos ejemplos de objetivos SMART podrían ser:

– Ganar notoriedad y reconocimiento de marca en comparación con el año anterior.
– Captación de leads
– Crear comunidad
– Captación y fidelización de nuevos clientes

Diseño de las estrategias del plan de marketing

Ya tenemos los objetivos, ahora es el momento de conseguirlos. Para ello, fijaremos una serie de estrategias que conseguiremos desarrollando “x” acciones.

Vamos a recurrir a las famosas 4 P del marketing para explicarlo:

Estrategia de producto

Definiremos cuál es el producto o servicio que vamos a ofrecer, cuáles son sus características, beneficios, método de uso etc.

Algunos de los factores que podemos analizar son la marca, la calidad, el diseño o los recursos.

Estrategia de precio

Debemos decidir el precio de lanzamiento de los nuevos productos o servicios que ofrecemos, así como considerar si debemos modificar los que ya tenemos en el mercado.

Esta decisión dependerá de la calidad, los costes monetarios, no monetarios y nuestro margen de beneficio.

Una vez fijado lo anterior, debemos poner un precio mínimo, un máximo, descuentos que podemos ofrecer, asociación con afiliaciones, es decir, que vamos a realizar tanto a nivel online como offline.

Estrategia de punto de distribución

En función de nuestro tipo de negocio debemos establecer las vías de distribución a nivel online y offline. Para que lo veamos más claramente, algunas acciones podrían ser, por ejemplo: incluir nuevos canales como la venta online, mejorar los plazos de entrega o simplemente buscar nuevos proveedores.

Estrategia de comunicación o promoción

La forma en la que nos vamos a dirigir a nuestros potenciales clientes trasmitiéndoles nuestros valores de marca.

Lo más sencillo para organizarnos es dividirla en comunicación online y offline. ¡Vamos a verlo más claro con unos ejemplos!

Comunicación Offline

Es la más clásica: conferencias, eventos o cualquier acto que requiera de nuestra presencia física donde cobrará mucha fuerza el boca – boca.

Comunicación Online

La comunicación que vamos a realizar vía internet con nuestro público objetivo. Es fundamental que para llevar a cabo esta comunicación fijemos una estrategia SEO, de redes sociales, de contenidos, publicidad online e incluso si es necesario de SEM.

No podemos olvidar que siempre debemos medir, medir y medir.

Y como ya dijimos, para medir dichas estrategias podemos realizar una tabla con KPI’s, estos son algunos de ellos:

  • Inversión en campañas
  • Número de clics en los enlaces
  • CTR de los anuncios
  • Nº de leads
  • CPA

Presupuesto

Siguiendo con la importancia de medir, en todo momento debemos poder estimar si está funcionando, y si va a funcionar a corto y largo plazo.

Elaborar un cuadro con los costes asociados a las acciones que previamente hayamos descrito, así como el retorno de la inversión prevista para cada acción, es la mejor forma que tenemos de ver lo que estamos ganando y perdiendo.

Un índice que puede venirnos bien para ayudarnos a calcularlo es el ROI o retorno de la inversión, que nos indica el porcentaje de beneficios como resultado de la realización de diferentes actividades de marketing.

Timing

Siempre tenemos que ser capaces de situar nuestras acciones en el tiempo, establecer unos plazos estimados de cuándo vamos a llevarlas a cabo.

Una manera eficaz de organizarnos es haciendo una tabla en la que recojamos todas nuestras acciones en función de los meses y semanas.

Timing 1

Revisión de nuestros objetivos

Si has llegado hasta aquí y ya te parece mucho te puedo decir que esto es solo un resumen de lo que podemos desarrollar en un plan de marketing. Lo que es seguro, es que si te lanzas a la aventura sin fijar un rumbo y unos objetivos que conseguir viviremos en la incertidumbre de que pasará. Te animo a que crees tu propio plan de marketing y si tienes dudas o quieres que hablemos de un tema en concreto no dudes en contactarme.