Pros y contras de ser emprendedor, claves para el éxito

Pros y contras de ser emprendedor, claves para el éxito

¿Vas a empezar un nuevo proyecto? ¿Tienes ganas de ser emprendedor? Si este es tu caso, este artículo es para tí. Hoy quiero analizar bajo mi propia experiencia los pros y contras de ser freelance, qué implica en tu día a día tener tu propio negocio. Verás que hay importantes diferencias entre un autónomo y un trabajador por cuenta ajena.

Todos hemos soñado algún día en tener nuestra propia empresa y llevar al mundo real aquellas ideas que no nos dejan dormir. Sin embargo, antes de dar el salto al emprendimiento, debes sopesar bien todas tus posibilidades. Embarcarse en un nuevo negocio puede ser muy atractivo, pero no es nada fácil y requiere tiempoconstancia y conocimientos. Por esto he querido hacer un pequeño resumen con lo que he vivido hasta ahora, lo positivo y lo negativo de convertirse en entrepreneur.

Pros de ser emprendedor

Hay muchas cosas que nos hacen sentir bien cuando somos un trabajador por cuenta propia, un autónomo o, si lo quieres decir mejor; un emprendedor. Lo principal, lo he resumido en estos puntos:

Autonomía e independencia

Para muchos, ser autónomo y tener independencia para gestionar tu tiempo es el valor más importante de su trabajo. De hecho, para mí fue uno de los puntos claves para tomar esta decisión. Cuándo hacer vacaciones o poder gestionar tu jornada laboral libremente es algo muy preciado en mi vida. Sin embargo, debes ser consciente que, en muchas ocasiones, esto no implica que reduzcas tus horas de trabajo, sino que, a veces, requerirá que estés más comprometido con el proyecto y trabajes mucho más de 8 horas al día. Te puedo asegurar que harás más horas que cualquier trabajador por cuenta ajena.

Desarrollar el proyecto en el que crees

Las posibilidades de impactar en aquello que te preocupa y dar valor a tu día a día es fascinante. Tener la capacidad de dar lo mejor de ti y hacer un mundo mejor con tu proyecto es muy motivador y llena de optimismo y sentido a tu trabajo. Ser emprendedor también quiere decir confiar en lo que defiendes y lo que quieres construir para la sociedad. Esto hace ver tu vida completamente diferente a la de un trabajador por cuenta ajena.

Aprendizaje

Para mí el ser emprendedor ha sido un aprendizaje constante, no solo a nivel formación en el sector en el que yo trabajo si no en las relaciones sociales, en las gestiones del día a día, en conocerme mejor a mi misma, en la confianza, en lo que cada día se aprende también de los clientes, colaboradores… La mejor licenciatura.

Mayores Ingresos

Si eres el propietario de tu negocio tendrás mayor facilidad para obtener superiores rendimientos de tu trabajo. Los beneficios de tu actividad irán íntegramente a tí (y para Hacienda), lo cual es un valor añadido a hacer lo que te gusta e intentar hacerlo siempre lo mejor posible. Aunque para tener estos ingresos tienes que trabajar duro. Estos no caen del cielo.

emprendimiento pros 1

 

Contras de ser emprendedor

El día a día de un autónomo puede ser frustrante y en ciertas ocasiones dan ganas de tirar la toalla. Aquí ves algunos puntos importantes a los que hacer frente y que todos los freelance hemos vivido:

Constancia y gestión de autonomía

La autonomía puede ser algo muy positivo si te gusta gestionar tu propio tiempo y trabajar totalmente independiente. Pero al principio del proceso es probable que necesites una gran cantidad de tiempo para configurar tu modo de trabajar, solucionar cuestiones burocráticas o bien económicas. Debes ser consciente de lo que esto significa y saber gestionar tu tiempo libre para que no se mezcle con tu tiempo de trabajo. Ponerte horarios y evitar todo lo posible la procrastinación es la clave.

¿Soledad?

Ser emprendedor implica ser el último responsable de tu proyecto. Esto quiere decir que cuando se cometen errores y las cosas no salen como deseas, el único a quien exigir respuestas es a ti mismo. Para liderar un negocio debes estar preparado para afrontar los éxitos, pero también los fracasos, y comprometerte con tus acciones y decisiones. Esto a veces puede resultar difícil y dar la impresión que estás solo. Por esto es tan importante que te rodees de compañeros que estén en una situación similar a la tuya y construir conexiones con otras personas.

Inversión en conocimientos

Para lanzarte en un nuevo proyecto necesitas conocer los elementos básicos de tu mercado, sus riesgos, las novedades tecnológicas, tu competencia, etcétera.  Si quieres que tu negocio triunfe no es suficiente con dinero y tiempo, sino que tus competencias serán imprescindibles. Es por ello que deberías invertir en conocimientos, formación y renovarte constantemente. Si eres emprendedor no puedes dejar de formarte.

Riesgo económico

Empezar un nuevo proyecto requiere en muchas ocasiones que inviertas dinero en comprar material, maquinaria o, simplemente, un ordenador. Además del riesgo económico que supone dejar de cobrar un fijo mensual. En cualquier caso, toda inversión tiene su riesgo económico y deberás aceptar lo que ello significa.

Espero que te haya servido de ayuda este artículo si es que estás pensando en emprender. Si me quieres contar tu propia experiencia, soy toda oídos.